Mazda, Mazda Test

Mazda 6 Signature – Los sedanes dan batalla

Basta solo detenerse en un semáforo y observar alrededor para notar como el público se ha volcado a los SUV. Sin embargo no siempre esa decisión es racional o cuenta con argumentos de peso ya que el porcentaje de SUV que jamás bajaran del asfalto es muy grande. Ya vimos en el test del VW Tiguan https://realcartest.com/vw-tiguan-se-r-line-la-opcion-mas-versatil-con-look-deportivo/, que pierde con el Jetta por ejemplo, en posición de manejo. Todavía los sedanes tienen su lógica y sus adeptos y este Mazda 6 es un claro ejemplo de todo lo que un sedán Mediano puede ofrecer.

Estéticamente si bien no es el más joven, luce muy actual con sus últimos retoques. La enorme parrilla se integra muy bien con extensiones por debajo de las ópticas rasgadas y en el lateral, la curva del guardabarros delantero le imprime personalidad a un lateral limpio y simple, completando con una parte trasera bien resuelta con dos escapes reales circulares que no caen en la sofisticación sin sustento.

El cromo presente en su punto justo refuerza la sensación de calidad.

Con solo abrir la puerta del Mazda 6 se percibe solidez y buen gusto. En terminación y calidad interior no hubo distracciones y todas los materiales, uniones, costuras y comandos muestran un esmero que podemos decir es superior al de sus competidores. Apenas uno se sienta, nota que es un auto orientado al confort y no busca deportividad. Las butacas son algo mullidas y no dudan en enviarnos el mensaje del confort como prioridad. Cuentan con ocho regulaciones eléctricas incluyendo regulación lumbar y 3 memorias y en el respaldo hay una moldura de aluminio que eleva la percepción del cuidado por los detalles. La doble regulación de la columna de dirección es manual, algo en lo que estoy de acuerdo ya que no tiene mucho sentido incorporar un mecanismo eléctrico en algo que se usa poco y nada. Con todo esto logramos una adecuada posición de manejo que sería aun mejor si se pudiera bajar más la butaca.

El confort en el viaje está apoyado por butacas  ventiladas que son un gran accesorio para viajes largos. También se pueden calefaccionar al igual que los asientos traseros y el volante.

Ya que hablamos de plazas traseras vale aclarar que no disminuye el esmero  en ese sector. Cuenta con salidas de aire acondicionado, apoyabrazos central con posavasos, teclas para calefaccionar asientos y una gaveta portaobjetos gamuzada con dos entradas USB. También hay revisteros en los respaldos, ganchos ISO FIX y muy buen espacio para las piernas y cabeza. Esta situación empeora un poco para pasajero de la plaza central, sin embargo no es una situación compleja.

El tablero es de presentación simple pero muy completa y de fácil lectura. Tiene genialidades como informar la autonomía directamente en el cuadrante del medidor de combustible, evitándonos distracciones entrando a un menú. Todo lo que evite entrar a un menú siempre es bienvenido. El cuadrante central es digital con forma analógica permitiendo múltiples funciones y es apoyado por un head up display de excelente visualización a toda hora.

Cuando pasamos al apartado multimedia y pantalla, no todas son buenas noticias. La pantalla es pequeña y la definición no está a la altura de este producto. Aunque cuenta con Apple Car Play y Android Auto, la velocidad de operación no es de las más rápidas, sin embargo es de muy fácil operación, cuenta con sistema touch y por ruedita (de las que se operan sin hacer un curso) y es muy intuitivo todo el funcionamiento.

El sistema de audio es BOSE de 11 altavoces y entrega muy buen sonido, la climatización es bi zona y realmente se agradece contar con botones físicos que son más fáciles, intuitivos y no requieren ninguna distracción del conductor para operarlos. El techo corredizo es algo pequeño y queda retrasado de la posición de los ocupantes delanteros. La combinación de materiales con apliques en madera, aluminio, cuero, microfibra y materiales blandos irradia calidad y buen gusto en este interior.

Mecánica:

Ya no evaluamos motores rotativos en los Mazda, que era su sello distintivo. Este modelo equipa un eficiente motor de 4 cilindros, 2.5 litros de cilindrada, inyección directa y turbo que tiene la particularidad de entregar diferente potencia de acuerdo a como se lo alimente. Según la marca japonesa, con nafta regular de 87 octanos (que es la recomendada por el fabricante) entrega 227 HP a 5000 RPM con un torque de 420 Nm a 2000 RPM, pero utilizando Premium de 93 octanos la potencia se eleva a 250 HP a 5000 RPM y 434 Nm a 2500 RPM.

Es capaz de acelerar de 0 a 100 Km/h en interesantes 6,3 segundos y alcanzar una máxima de casi 240 Km/h. El rendimiento de combustible se ubica en 9,8 Km/l en ciudad y 13 Km/l en autopista obteniendo un promedio de 11 Km/l.

Un motor suave con acople del turbo prácticamente imperceptible que no invita al manejo deportivo sino a disfrutar de un placentero viaje con suavidad de marcha.

Si de suavidad hablamos, la caja automática de 6 velocidades tiene un pase de marchas que hace honor a esa palabra. No es una caja rápida aun con el modo sport seleccionado pero como dijimos no es un auto pensado para bajar tiempos en el autódromo.

Las suspensiones también orientadas al confort ofrecen un andar de auto Premium de su segmento o tal vez superior, sin embargo ante exigencias muestran algunos balanceos.

Seguridad

La seguridad pasiva está cubierta por Air bags frontales, laterales y de cortina apoyados por cinturones con pre tensores con limitador de esfuerzo, pedalera colapsable y sistema LATCH. Quienes se encargan de prevenir que no usemos este equipo son el ABS con repartidor de frenada y brake assist, control de estabilidad, control de tracción, sistema de frenado inteligente en ciudad con detección de peatones, smart brake con alerta de colisión. También tiene cruise control adaptativo con stop & go, monitor de punto ciego con alerta de tráfico cruzado y alerta de cambio de carril con asistente de mantenimiento de carril, alerta de atención al conducir y monitor de presión de neumáticos.

Por último, cuenta con cámara de retroceso con monitor de 360 grados y sensores de estacionamiento delanteros y traseros. Aprueba con excelente nota

El baúl de buenas dimensiones ofrece la posibilidad de rebatir asientos 60/40. Excelente presentación al igual que el resto del auto pero al abrirlo con el control de la llave, la tapa no se levanta y hay que terminar la acción con la mano. Aloja una rueda de auxilio temporal ya que alojar otra 225/45-19 quitaría demasiado espacio de carga.

La versión SIGNATURE en Estados Unidos arranca en los 35.900 dólares, 1000 menos que un Accord Touring y 3000 más que un Camry XSE Hybrid de menor potencia. La garantía ofrecida por Mazda es de 3 años o 36.000 millas con asistencia en ruta y 5 años o 60.000 millas para motor y caja.

Si lo que busca es calidad y confort, este Mazda 6 superará sus expectativas.

Conclusiones de esta prueba de manejo:

  • En Contra:

Multimedia mejorable

Caja de cambios con pocos bríos

Baúl no levanta la tapa con el control remoto

  •  A Favor:

Calidad de terminación y materiales

Equipamiento

Confort de marcha

 

Comando de ventilación y calefacción de asientos junto al de calefacción de volante. El cuadrante que indica nivel de combustible muestra también la autonomía restante.

Salidas de aire en plazas traseras y apoyabrazos central con posa vasos, comando de calefacción de asientos traseros y tomas USB con porta objetos

Llanta de aleación de 19 pulgadas con cubiertas en medida 225/45

Butacas mullidas tapizadas en napa con regulaciones eléctricas

 

You Might Also Like

Déjanos tu opinión

Tu correo electronico no sera publicado. Campos requeridos han sido marcados con *