Mercedes Benz, Sin categoría

Mercedes Benz arrasó en Pebble Beach

En 2020 se hizo desear por la situación vivida en el mundo así que luego de dos años se volvió a celebrar el Car Week de Monterey. En esta semana plena de eventos de clásicos y super autos hay dos concursos que se destacan. Uno es The Quail y el otro por supuesto es el broche de oro de la semana, el Pebble Beach Concours d´elegance.  

The Quail se llevó a cabo el 13 de agosto en Carmel, California. Contó con más de 200 ejemplares en exhibición de los mejores objetos coleccionables del automovilismo mundial. Entre ellos se destacó el Mercedes Benz 540K Special Roadster de 1938 que fue galardonado como el “Best of Show”. Esta obra maestra pertenece a K. Heinz Keller de California y fue seleccionado por su diseño, ingeniería, sofisticación y presentación. Keller adquirió el automóvil en 1986 de un propietario privado en Colorado, y el vehículo se sometió a una restauración completa durante ocho años. 

Como mencionamos, la cumbre de esta semana de clásicos es el concurso de Pebble Beach que se llevó a cabo el domingo. Contó con la presencia del Mercedes Benz Museum, presentando entre otros modelos, un W194 300SL Prototype Transaxle de 1953. Es un ejemplar único con un frente muy poco visto.  

El ganador del concurso también fue un producto de la estrella. El premio máximo se lo llevó un Mercedes Benz 540K Autobahn Kurier de 1938. Solo tres unidades fueron construidas y este ejemplar es el único sobreviviente. Es la unidad que la marca alemana presentó en el Salón del Automóvil de Berlín de 1938. El chasis cuenta con una suspensión independiente de doble horquilla en la parte delantera y una configuración de eje oscilante en la parte trasera. El motor es un 8 en línea sobrealimentado de 5.4 litros que alcanza los 180 hp y se combina con una transmisión manual de 4 velocidades. La originalidad que ostenta este 540K se debe en parte a que permaneció con sus dueños originales durante la mayor parte de su existencia. El coche fue encargado por Ignacio Barraquer, un oculista de Barcelona, España. Su familia lo conservó hasta 2004, cuando se vendió al actual propietario Arturo Keller. Después de su venta, el automóvil fue restaurado por Paul Russell. Es la séptima vez que un Mercedes gana Pebble Beach compartiendo este récord con Bugatti.  

Las subastas de la estrella 

No solo en los concursos de elegancia, la marca de Stuttgart se lució. En las subastas también le fue muy bien. Se alcanzó el récord de precio para un W116 que fue vendido en 156.800 dólares. Se trata de un 300SD de 1980, último año de producción del modelo, con el atractivo de que solo recorrió 87 millas desde que salió de fábrica y se conserva en estado 1 de concurso.

Estas son las cifras de la semana obtenidas entre Gooding and Company, RM Sotheby´s y Bonhams: 

  • 3 300SL Gullwing $1.325.000, $1.352.500 y $1.710.000
  • 3 280SE 3.5 Cabriolet $285.500, $434.000 y $379.000  

  • 2 280SE 3.5 coupe $145.600 y $89.600
  • 2 300SL Roadster $3.085.000 (motor de aluminio, última semana de fabricación) y 1.655.000 

  • 1 W116 300SD $156.800  
  • 1 180 “Ponton” sedan $26.880 
  • 1 170S Cabriolet A $257.600 

  • 1 300Sc Coupe $500.000 

  • 1 300S Roadster $610.000 
  • 1 290GD Pick up $56.000 

  • 1 190SL $235.200 

  • 1 SLR MCLaren 722 $600.000 
  • 1 SLR 722 Cabrio $775.000 
  • 2 280SL Pagoda $335.000 y 78.400
  • 1 1886 Benz Patent-motorwagen replica (triciclo Benz) $70.000- 

  • 1928 MERCEDES-BENZ 26/120/180-S-TYPE SUPERCHARGED SPORTS TOURER $5.395.000

Fotos: RM Sotheby´s – Gooding and Company – Bonhams – Rolex – Drew Phillips                                                                     Texto: Diego Porciello

 

 

You Might Also Like

Déjanos tu opinión

Tu correo electronico no sera publicado. Campos requeridos han sido marcados con *